lunes, 23 de julio de 2018

EL CRIMINAL NACIONALCATOLICISMO



LOS CRÍMENES DE LA IGLESIA CATÓLICA ESPAÑOLA


domingo, 22 de julio de 2018

UNA CÁRCEL PARA CURAS





La Cárcel del Concordato

Ni justicia, ni perdón

El último preso que salió de aquella prisión fue Julen Kalzada, quien recuperó la libertad en 1976. Actualmente, la vieja prisión de Zamora está abandonada. Vivió su momento de gloria comercial hace algunos años, cuando el cineasta Daniel Monzón optó por estas instalaciones para rodar allí Celda 211. En cambio, nada se sabe sobre los carceleros: para los funcionarios del régimen franquista hubo, al igual que para todos los demás integrantes de la dictadura, absoluta impunidad. Tampoco ha habido novedades desde los altares: la Iglesia jamás pidió perdón por su siniestro papel en esta historia.

“Extrañamente, este colectivo tampoco ha tenido aún el reconocimiento del actual Gobierno Vasco: sus decretos por la Paz y la Convivencia silencian este capítulo de la represión”, lamenta Zulaika, quien califica esta actitud como “incomprensible”.

En ese contexto, las víctimas que pasaron por aquel presidio siguen buscando justicia. Como aquí no la encontraban, han tenido que hacerlo a miles de kilómetros: actualmente, los testimonios de 16 curas vascos encarcelados en Zamora forman parte de la querella formulada en Argentina contra los crímenes de la dictadura franquista. 50 años después de la apertura de aquel presidio, sus víctimas siguen peleando contra el olvido.

lunes, 16 de julio de 2018

LOS IMPOSTORES DEL PERIODISMO ESPAÑOL



Por Pedro Taracena Gil

Los Medios de Comunicación, tanto privados como de titularidad pública, han estado y están al servicio del Régimen de 78. Constituyen una caterva de secuaces serviles, que día a día van configurando el NODO que propaga las virtudes y esencias del espíritu franquista, incrustado en la España de la Santa Transición y en la España de la Constitución. Carta Magna tutelada por los mismos que dieron el Golpe de Estado, provocaron la Guerra Civil e implantaron la Dictadura que gobernaron España, como si de un botín de guerra se tratara. No engañemos al pueblo por más tiempo. La Transición no se hizo cediendo terreno al franquismo por temor a un pronunciamiento militar. Fueron la Oligarquía Económica, el Oligopolio Energético y el Capital, quienes trajeron a los Borbones para quedarse como garantía de que jamás volviera la República. Ese Becerro de Oro es quien mueve los hilos del Capital, el Empresariado y los Medios de Comunicación. El Ejército, la Iglesia y los Caciques son una pantalla. Y Franco, Juan Carlos I y Felipe VI, son los primeros aprovechados del triunfo de Movimiento Nacional sobre la República. “España es una República de trabajadores…” Decía el preámbulo de la Constitución de 1931, y sin embrago la Constitución de 1978 constituye una articulado al servicio de la burguesía, hecha por franquistas, comunistas de medio pelo y socialistas republicanos ansiosos de coger una parcela de poder. Todo ello al servicio de la explotación del trabajador, como más tarde se ha visto y comprobado.




¿Cómo es posible que nadie cuestione las carencias de legitimidad, de libertad y de justicia que tiene el Régimen del 78? La respuesta es sencilla. La Prensa es la voz de su amo, y en el caso de España goza de los tres vicios típicos de los impostores del periodismo: Corporativismo, dependencia del poder financiero y ausencia de crítica y auto crítica. Los Voceros del Régimen, los Boceras del Reino y las Musas del Partido Popular, lejos de ser el látigo del poder, son los aduladores  oficiales de la Monarquía, mantienen una muy buena relación con los políticos y entre los periodistas y tertulianos no hay diferencia sustancial de criterios. Solamente ponen en escena aparentes y teatrales discrepancias sobre temas pueriles. La polea de transmisión entre los platós de televisión y las redacciones de los periódicos, constituyen una auténtica propaganda para divulgar la desinformación. Cuando más exclaman ¡Más periodismo! Más intentan engañar a la gente y más protegen a quienes les pagan.





Hay una perversa contaminación entre la función del periodista que debe  comunicar información veraz. La función del comentarista a través de su editorial o bien mediante una columna. El profesional que entrevista a un personaje de interés público. El moderador de una tertulia o un tertuliano propiamente dicho. El lector puede elegir un programa que represente cada uno de los perfiles mencionados. Y comprobará que el guión es el mismo. Hay que divulgar el NOTICIARIO OFICIAL de propaganda del Régimen de la Transición. Todo está bien. Nada hay que cambiar.

En lugar de cuestionar la legitimidad básica del Estado Español, cargan sin piedad contra PODEMOS, los secesionistas vascos y catalanes, sobre todo si son progresistas. Con los moderados sí se cierran pactos… El panorama nacional lejos de ser desolador es muy esperanzador… A pesar de la prensa vendida y carroñera. Lo que menos necesitamos es el impostor del periodismo que hoy abunda en España. Las gentes han marcado en la calle lo que los políticos deben de abordar sí o sí.




La figura del macho ibérico está localizada en todas las instituciones del Estado:

La Justicia emana del pueblo dice el artículo 117 de la Constitución. Los jueces cuyas sentencias no merezcan ser respetadas hay que denunciarlas en la calle y basta ya de una docilidad hipócrita de respetar a los jueces por defecto…
El Gobierno debe ser implacable con la violencia de género y poner todos los medios que acosen al acosador.
Los empresarios durante los gobiernos del corrompido PP han establecido sin pudor un régimen de esclavitud con los trabajadores y sobre todo con las mujeres.
Los sindicatos deben de retomar la acción sindical que la derecha les ha arrebatado.
El acoso escolar es el embrión del machismo. La segregación de chicos y chicas en los colegios concertados de la Iglesia, es un escándalo en la España del siglo XXI. La denuncia de los Acuerdos con la Santa Sede debe de ser inmediata.





ESPAÑA ES ARRASTRADA POR LOS SIETE CRÍMENES FRANQUISTAS

1. MONARQUÍA ILEGÍTIMA
2. CORRUPCIÓN POLÍTICA
3. MACHISMO IBÉRICO
4. NACIONALCATOLICISMO
5. OLIGARQUÍA ECONÓMICA
6. OLIGOPOLIO ENERGÉTICO
7. DESIGUALDAD



EL PLAN DE EXHUMAR 
LOS RESTOS DE FRANCO
REMUEVE LA HISTORIA DE ESPAÑA


domingo, 8 de julio de 2018

FELIPE VI EL REY TÍTERE





LOS 7 PECADOS CAPITALES 
DE MI QUERIDA ESPAÑA

1.      Franco protagonizó el golpe de estado que derrocó la República. Generalísimo Invicto es exaltado a la Jefatura del Estado como Caudillo de España por la Gracia de Dios.
2.    Franco implantó una dictadura e instauró una monarquía dictando como sucesor al ilegítimo heredero Juan Carlos de Borbón.
3.    Franco falleció en su lecho encharcado de sangre de sus propios crímenes. Las Cortes Franquistas y el Consejo de Regencia coronaron a Juan Carlos I. Obligado a jurar los Principios del Movimiento Nacional.
4.    Las mismas Cortes de Franco decretaron y promulgaron la Ley de la Amnistía, dejando impune el Genocidio.
5.     El Presidente del Gobierno Adolfo Suárez convocó un referéndum con una doble intención. Que el pueblo abrazase la Democracia y en el mismo paquete que aceptase  la Monarquía. Temiendo perder una consulta para decidir entre Monarquía o República. Esta doble cuestión es impensable formular en una misma pregunta en cualquier país serio.
6.    La Constitución Española de 1978 fue tutelada por la Oligarquía económica, el Oligopolio energético, el Ejército, la Iglesia y los Caciques. Los mismos que apoyaron el golpe contra la República y administraron España como si de un botín de guerra se tratara.

7.     Los gobiernos de izquierdas han perdido la oportunidad que les ha brindado su mayoría absoluta, de condenar el franquismo, sus pompas y sus obras. Sin denunciar el preconstitucional Acuerdo con la Santa Sede. Y los gobiernos de derechas han fosilizado todos y cada unos de los derechos de los españoles. Legislando con leyes que han provocado crímenes legales. El testamento de Franco de que ESPAÑA ES UNA GRANDE Y LIBRE, les ha llevado a unos y a otros a masacrar al pueblo catalán con el violento y forzoso artículo 155, humillando al pueblo catalán nombrando como virreina Soraya Sáez de Santamaría.

EL REY TÍTERE

Lo confieso: aunque muy remota, albergaba una diminuta esperanza de que Felipe VI impidiera la renovación del Ducado de Franco. No soy un ingenuo y sabía que, caso de hacerlo, no tomaría esa decisión por convicción democrática. Es obvio que tampoco fue la honestidad la que le empujó a retirar a su hermana y a su cuñado el título de Duques de Palma. Si en aquel momento le hubiera movido ese noble fin, no se habrían producido, paralelamente y entre bambalinas, las extrañas maniobras que llevaron al juez del caso Nóos a asegurar que durante todo el proceso judicial había habido un trato de favor “del sistema y otras instituciones, (…) no de los tribunales” hacia la Infanta Cristina. 
Felipe VI no actuó por ética, sino por estética. Esa estética que él tanto cuida y que atormenta a su reina es la que me llevó a pensar que quizás, quizás, la nietísima del sangriento dictador podría no llegar a ser duquesa. Lo tenía muy fácil. Haber anulado el Ducado le habría valido el aplauso entusiasta de más de media España, la comprensión o al menos la indiferencia de la mayor parte del resto y el rechazo de una minoría muy minoritaria de ultraderechistas. Un coste despreciable para un acto lógico y justo que le habría reportado un importante rédito, a nivel de prestigio democrático, nacional e internacional.
 

 FELIPE VI SE ALISTA EN EL BANDO DE LOS GANADORES


ÁLBUM DE LA ALIANZA TRONO-ALTAR 
Y EL MARIDAJE IGLESIA ESTADO























lunes, 4 de junio de 2018

REPÚBLICA O MONARQUÍA ANACRONISMO O DILEMA



Por Pedro Taracena Gil

En el caso español, después de haber vivido la experiencia sobre todo de la II República, y habiendo sido masacrada por la Oligarquía, el Ejército y la Iglesia, el anacronismo de un régimen monárquico, obedece a dos características: la primera que en pleno siglo XXI los intereses que trajeron la dinastía de los Borbones para ocupar el Trono de España, siguen en vigor. Había que apartar del poder a todas las opciones de la izquierda considerada más radical, como comunistas, republicanos y secesionistas. Y en segundo lugar, el Rey impuesto por el Caudillo de España que lo fue por la Gracia de Dios, garantiza la continuidad del franquismo, el capitalismo más liberal  y el nacionalcatolicismo. Todos ellos encubiertos con la máscara de la letra de la Constitución de 1978, ya que de su espíritu solamente se han ocupado de fosilizar.
En la actualidad es preciso desmitificar y desenmascarar la idea de que Juan Carlos I fuera el artífice de la modélica Transición,  el garante de la democracia y mucho menos conseguidor de la reconciliación entre los españoles. Conceptos que siguen siendo asignatura pendiente. ¿Con qué legitimidad el Estado procesa y encarcela a los secesionistas catalanes, cuando ha dejado impune el genocidio y la dictadura franquistas? La Ley de Amnistía de las Cortes Franquistas, amnistiaron a los verdugos pero el delito de lesa humanidad quedó impune.  Es verdad que en las monarquías que persisten en Europa, el Rey reina pero no gobierna. No obstante en España este estatus real es verdad a medias, sustentado por alguna mentira. El Rey es más títere que árbitro, como se ha demostrado ante los crímenes legales del 1º de octubre de 2017. El Rey basándose en la amnistía del 77 no ha condenado la dictadura y mucho menos reconocido la existencia de la República. Lejos de ser neutral es marioneta de la herencia franquista y del Gobierno de turno. Ante la guerra la injusticia y los crímenes legales contra su pueblo, es mudo, sordo y ciego. Es un muñeco de trapo que baila al son de la Oligarquía, inclinándose vergonzosamente ante los Prelados de la Iglesia y  es permanentemente adulado, silenciando sus fechorías por los impostores del periodismo.
Grosso modo, tomando los textos legislativos de las dos constituciones, la República de 1931 y la Monarquía Parlamentaria de 1978, ambas mantiene un espíritu republicano en el más amplio sentido de lo que es una r e p ú b l i c a. Es la Jefatura del Estado y su permanencia, lo que verdaderamente entran en conflicto con la lógica política del siglo XXI y la democracia a la hora de elegir la máxima magistratura del Estado. Al margen de la legitimidad original de uno u otro caso. Comparemos esta diferencia abismal:

BREVE ENSAYO COMPARATIVO SOBRE LA JEFATURA DEL ESTADO EN LAS DOS ÚLTIMAS CONSTITUCIONES ESPAÑOLAS



REPÚBLICA ESPAÑOLA 1931

 Artículo 85

El Presidente de la República es criminalmente responsable de la infracción delictiva de sus obligaciones constitucionales.
   El Congreso, por acuerdo de las tres quintas partes de la totalidad de sus miembros, decidirá si procede acusar al Presidente de la República ante el Tribunal de Garantías Constitucionales.
   Mantenida la acusación por el Congreso, el Tribunal resolverá si la admite o no. En caso afirmativo, el Presidente quedará, desde luego, destituido, procediéndose a nueva elección, y la causa seguirá sus trámites.
   Si la acusación no fuese admitida, el Congreso quedará disuelto y se procederá a nueva convocatoria.
   Una ley de carácter constitucional determinará el procedimiento para exigir la responsabilidad criminal del Presidente de la República.
CONSTITUCIÓN MONÁRQUICA ESPAÑOLA 1978

Artículo 56

1. El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica, y ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las leyes.
2. Su título es el de Rey de España y podrá utilizar los demás que correspondan a la Corona.
3. La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad. Sus actos estarán siempre refrendados en la forma establecida en el artículo 64, careciendo de validez sin dicho refrendo, salvo lo dispuesto en el artículo 65,2.http://www.congreso.es/constitucion/ficheros/c78/cons_espa.pdf



Llegados hasta aquí, nos sirve de ejemplo que las 17 Comunidades Autónomas son de facto repúblicas coronadas y España una Unión de Repúblicas que integran el Reina de España. En el concierto internacional tenemos Australia, Nueva Zelanda, Canadá y hasta de 16 países más, cuya reina es Isabel II, que lo es por supuesto de Gran Bretaña.
El planteamiento secesionista español no es una aberración política, ni su pretensión es un delito condenable. Si no se soluciona el conflicto catalán, supondrá una amenaza para el Estado las reivindicaciones de otras naciones que no nacionalidades, como Euskadi, Catalunya, Baleares y Valencia. El Régimen del 78 es bajo toda consideración un estatus ilegítimo. Y el esperpento se produce cuando los padres de la Santa Transición legitiman la persecución contra Catalunya en base a una legitimación que no tienen.
Que nadie se escandalice si me baso en cuatro pilares que ilegitiman el pretendido Estado de Derecho quebrando el 18 de julio de 1936 y restaurado el 6 de diciembre de 1978:
  

1. El origen del Régimen estuvo en un Golpe de Estado contra la República.
2. La legitimidad del Caudillo de España que implantó la dictadura está basada en su victoria sobre la República. Invicto Generalísimo Franco.
3. El Dictador instauró la monarquía en un Borbón, Don Juan Carlos que como heredero era ilegítimo, eludiendo así la restauración monárquica que correspondería a su padre Don Juan.
4. La Ley de la Amnistía dejó impune el genocidio franquista y la dictadura. El franquismo fue artífice de la Constitución y protagonista hasta nuestros días de la permanente apología del crimen.

Los arquitectos de la Transición y los tutores de la Constitución, han creído que en España se había restablecido el Estado de Derecho que disfrutaba la República, de 1931 a 1939. Pero esta verdad aparente es una mentira apuntalada de embustes. Una ingeniería legal sustenta la gran mentira de la legitimidad. Desde el 1º de abril de 1939 se implanta en España una legalidad con total ausencia de legitimidad. El NODO que creara el general golpista sigue distribuyendo la propaganda del Régimen del 78. La Historia de España es contada por los vencedores, pero solamente ha pretendido que no logrado una amnesia del pueblo con su pasado.
Insisto en hacerme la misma pregunta: ¿Con qué legitimidad el Estado procesa y encarcela a los secesionistas catalanes, cuando ha dejado impune el genocidio y la dictadura franquistas?
No es necesario ser un profeta para establecer que a los franquistas del Partido Popular hay que obligarles democráticamente a que saquen sus sucias manos de las instituciones del Estado, y sobre todo enderezar el camino que el criminal 155 ha dejado sobre el pueblo catalán. El 155 es un crimen legal porque legaliza el uso de la fuerza.  “Al cumplimiento forzoso”. Así consta… 
Presos al carrer. Exiliados a su patria. Procesos archivados y jamás presos políticos.


Un mural para La Paz
Carlos Santiesteban

Soy consciente de que el PSOE, también, discrepará del contenido de este artículo, pero los socialistas hemos sido arte y parte en la puesta en escena de la gran farsa de la Transición. El bipartidismo es cómplice por haber convivido con la impunidad del genocidio franquista. Las mayorías absolutas del PSOE no se han utilizado para sepultar el franquismo en el mismo Panteón de la Historia,  donde yacen el Nazismo de Hitler en Alemania y el Fascismo de Mussolini en Italia. El Franquismo-Falangismo-Nacionalcatolicismo de Franco goza de buena salud en nuestra ESPAÑA UNA GRANDE Y LIBRE.





martes, 22 de mayo de 2018

LOS UNOS Y LOS DE ENFRENTE 1ª Y 2ª PARTE





Por Pedro Taracena

Primera parte

La reciente Historia de España se ha escrito por los vencedores. El enfrentamiento que provocó el golpe de estado del 36, la guerra civil y la dictadura, abrió una brecha entre los españoles que lejos de propiciar la reconciliación entre hermanos, una ley de amnistía dejaron impune el genocidio y los crímenes del franquismo.
Los vencidos, lo rojos, los de izquierdas, los comunistas, los sindicalistas, los malos, los ateos y masones, tuvimos que aceptar que todo siguiera igual como si nada hubiera sucedido. Se había salvado la unidad de la patria.
Es curioso que los que hoy nos gobiernan sean herederos legítimos de un dictador sanguinario, cuyo ministro estrella, fundó el embrión de lo que hoy es el Partido Popular. Es decir, que los franquistas de la dictadura se convirtieron en demócratas de toda la vida y ahora son la mafia que nos desgobierna.
Lo que no se cuenta en la Escuela es que un general cruel y sanguinario determinó que a su muerte, España debería seguir siendo un Reino. No implantó un heredero legítimo, sino un personaje de sangre real para instaurar, que no restaurar a los Borbones en España. Al Rey se metió de rondón en un referéndum para la Reforma Política, engañando al pueblo. O al menos eso creyeron los caciques del momento. Al final este periodo se saldó con una Constitución tutelada por los mismos: Oligarquía, Ejército, Iglesia y Caciques.
Los vencedores hicieron y hacen apología del franquismo y los vencidos buscamos nuestros muertos por cunetas, cementerios y fosas comunes. Mientras los vencedores hacen burla de nuestra condición de víctimas del franquismo. Ni el Rey ni ningún gobierno se atrevieron a condenar a su padre fundador, el Caudillo de España que lo fue por la Gracia de Dios.
Ahora, una tímida ley de la Memoria Histórica, pretende con la oposición frontal de los vencedores que se recupera la dignidad perdida. Como pueblo, como patria y como nación. Sin conseguirlo. Los vencedores creen que la reconciliación ya es un hecho y que no hay que abrir heridas…
Pretendo hacer un paralelismo de esta situación nacional en el año 2018, comparándola con el conflicto vasco-español. Solamente el cinismo y la hipocresía hubieran evitado que lo hiciera.
Durante la dictadura, ETA como banda criminal, hizo eso, matar, asesinar, chantajear, secuestrar… Y después de la amnistía siguió matando y masacrando  sin piedad durante toda la transición. El Estado, es decir, el Gobierno declaró la guerra a ETA, la guerra sucia… Y en la contienda se cometieron crímenes por ambas partes. Evidentemente ETA fue más criminal que el Estado… ETA contra los GAL. Y los GAL contra ETA. La implicación del Gobierno fue constatada por los jueces.
En estos días después de cesar los crímenes  terroristas, ETA ha decidido disolverse, es decir desaparecer como organización. Pero el conflicto tiene muchos puntos de vista. Para el Estado las víctimas de ETA es un bien a proteger y las victimas de los GAL, es un ente a olvidar. En el País Vasco el pueblo también está dividido. Unos exigen que los etarras hinquen sus rodillas ante las víctimas y pidan perdón y otros piensan que lucharon por la libertad de su país contra el opresor. El rencor y el odio continúan porque en este fin de conflicto, no se aplican las más elementales leyes y derechos de los que cumplen prisión, al margen de la condena de privación de libertad. Inclusive aquellos etarras que cumplieron condena no se les reconocen sus derechos recuperados. No seré yo quien construya un ensayo con este material informativo, aunque sea muy periodístico. Pero sí me permito hacer un paralelismo porque la historia se repite.





Segunda parte

En la transición, el Estado deja impune el genocidio franquista y se olvida de las víctimas de la dictadura. En la actualidad el Estado protege, ampara, reconoce y homenajea a las víctimas de ETA, pero ignora a las víctimas de los GAL que fue Terrorismo de Estado. ¿Alguien piensa que la desaparición de ETA va a traer la reconciliación en el País Vasco? Como nadie se creyó que amnistiando a los verdugos y sus víctimas llegaría la reconciliación. No nos engañemos la reconciliación entre vencedores y vencidos en España es un asunto de Estado pendiente. En el País Vasco sigue pendiente la reconciliación entre los dos bandos enfrentados. Donde aún hay muchas reticencias porque se vieron implicados la sociedad civil y los políticos de las instituciones vascas. Sin olvidar la postura de la Iglesia. En Catalunya la situación se complica mucho más porque la torpeza de la Corona y del Gobierno no tiene límites. El conflicto no es una cuestión catalana es una cuestión de mala gestión del Estado. Los agentes que deberían reconducir el problema toman parte de él.
El Rey y el Triunvirato PP PSOE y C’S han creído que aplicando la legalidad vigente masacrando al pueblo con el violento y forzoso artículo 155 de la Constitución, el conflicto estaría controlado. Todos ellos están invalidados en su origen. El Rey es un Jefe de Estado legal pero está lejos de ser legítimo. Su legalidad se la ha concedido las leyes franquistas y su legitimidad no existe. Rajoy es heredero del más puro franquismo: Franco y Fraga fueron sus padres fundadores. Mantiene una extrema derecha que ha fosilizado el espíritu de la Constitución. Pedro Sánchez ha dado demasiados bandazos todos ellos desde el progresismo hasta la España Federal. Sus barones son amantes de la unidad y son tolerantes con las autonomías donde ejercen de caciques. Y por último Abert Rivera, antiseparatista y entregado a la Unidad Nacional, La Bandera Nacional, el Himno Nacional, con la música de siempre y la letra de Marta Sánchez, musa del nuevo nacionalismo español. Estos cuatro entes con una Constitución atada y bien atada, no hay salida posible al reto catalán.

El Rey con el secesionismo se juega la Corona. Mariano Rajoy es fanático de la ESPAÑA, UNA, GRANDE Y LIBRE, fiel al testamento de Francisco Franco. Pedro Sánchez le gusta y lo utiliza, el maridaje PP-PSOE. Y Albert Rivera es el perfecto comodín: catalán amante de la Unidad de España, apoyado por la burguesía y el capital español.







¡¡¡SALUD Y REPÚBLICA!!!




lunes, 16 de abril de 2018

EL MINISTRO PLENIPOTENCIARIO DE LA EXTREMA DERECHA




El ministro Íñigo Méndez de Vigo es la persona enviada por el franquismo histórico, a través de la máquina del tiempo, como  su representante plenipotenciario con el poder y facultad para defender el Regímen del 78, el nacionalcatolicismo y sus intereses.






"La violencia de la impropiamente denominada extrema derecha es el reflejo de su legítima defensa ante el asalto de grupos activistas de signo absolutamente contrario, con un marcado cariz comunista".
Esta escalofriante frase aparece en una carta de 1976 escrita por 17 alumnos de la facultad de Derecho de la Complutense que remitieron al entonces ministro de Educación, Robles Piquer. Entre los firmantes, aparece el nombre del ahora delegado del mismo ministerio, Íñigo Méndez de Vigo.
Este jueves, el profesor de Historia Contemporánea en la Universidad de Santiago de Compostela ha compartido en Twitter la noticia que recogía esta carta en La Voz de Galicia el 21 de marzo de 1976. En ella se pueden leer las palabras concretas de los universitarios.
A parte de defender la violencia de la derecha ultra como "legítima defensa", el escrito dicta que "mientras la convivencia universitaria no esté garantizada debidamente, la respuesta no puede ser otra por parte de los que queremos que la autonomía de la Universidad sirva para erradicar de ella la blasfemia intolerable y las soeces injurias a la patria y al Rey".
El tuit -pero sobre todo la carta- no ha dejado indiferente a los usuarios de la red social. Las reacciones contra la violencia defendida por Méndez de Vigo y sus compañeros pretenden ser todo un ejemplo de convivencia ideológica.
Algunos han pedido al ministro que ahora no pretenda dar lecciones. Otros han dicho que sería acusado de terrorismo -o no-. También le han reprochado que sea 'El novio de la muerte'. Y los más duros, que deje de esconderse tras el "oropel" de la democracia cuando ese no es su papel.





EL MINISTRO VIOLENTO


sábado, 14 de abril de 2018

14 DE ABRIL DÍA DE LA REPÚBLICA ESPAÑOLA


Artículo escrito el 13 de abril de 2014




¿POR QUÉ…?



Por Pedro Taracena Gil

El mundo civilizado y democrático nos pregunta a los españoles ¿Por qué han quedado impunes los crímenes de lesa humanidad cometidos por el franquismo? ¿Por qué el exterminio planificado por Franco en la tarde del 17 de julio de 1936, no tiene una causa abierta como ha sucedido en otros países de nuestro entorno? ¿Por qué el genocidio franquista que comenzó con el golpe de estado y terminó con la muerte del dictador, ha quedado amnistiado vergonzosamente? ¿Por qué la Ley de Amnistía igual a la Ley de Punto Final de otros países, felizmente superada, ha medido con el mismo rasero, a los verdugos franquistas y a las victimas republicanas y víctimas de su sangrienta dictadura? ¿Por qué España ha creído que ha logrado ya la reconciliación nacional después de un enfrentamiento fratricida de tres años de guerra y cuarenta de dictadura? ¿Por qué la derecha heredera de Franco se resiste a condenar el nacionalcatolicismo y renunciar a sus pompas y a sus obras? ¿Por qué la derecha española no se homologa con la derecha europea y deja de lado la alianza trono-altar y el maridaje Iglesia-Estado? ¿Por qué el Rey de España Juan Carlos I no ha jurado la Constitución Española? ¿Por qué el Partido Popular y la Corona no han condenado la dictadura franquista? ¿Por qué los españoles fueron capaces de votar en referéndum una Constitución avanzada, homologada con la Declaración Universal de los Derechos Humanos para después no obrar en consecuencia? ¿Por qué la Transición permitió al margen del pacto constitucional, amordazar al pueblo español para que se olvidara del exterminio franquista? ¿Por qué los políticos venidos del exilio, la clandestinidad y la resistencia durante el franquismo, permitieron y permiten esta anomalía penal, moral, política y social? ¿Por qué los políticos mutilan la Justicia Universal (El primer paso lo dieron Zapatero-Rajoy) y mantienen una tolerancia cínica con el franquismo y sus símbolos? ¿Por qué no se decreta una Ley como en otros países para que la apología del genocidio franquista sea delito? Si la derecha condenara la dictadura y rompiera con la Iglesia, ¿Qué ideología homologable con Europa le quedaría?
Todas estas preguntas están aún en el secreto de la Transición. En las escuelas, el periodo de la República, la Guerra Civil, la Dictadura y la nada modélica Transición, no se explican con la verdad, porque no les interesa a casi ningún político. Y los jueces están contaminados del espíritu de la Transición. El juez GARZÓN ha siso EL QUIJOTE que ha tenido el valor de abrir la causa con unos autos que enervan al más sedado por las mentira…
La reconciliación entre los españoles sigue pendiente…





LOS AUTOS DEL JUEZ GARZÓN








miércoles, 11 de abril de 2018

EL CINISMO DE RAJOY EN ARGENTINA



Criticas a Rajoy por su mensaje a las víctimas de la dictadura argentina



El presidente del Gobierno muestra su “admiración y mi reconocimiento a todos los que dieron su vida por la libertad” mientras olvida a las españolas

El presidente del Gobierno ha sido duramente criticado tras acudir a homenajear a las víctimas de la dictadura argentina en el monumento que las recuerda. En el acto, Mariano Rajoy ha escrito en el memorial una pequeña carta donde muestra “mi testimonio de admiración y mi reconocimiento a todos los que dieron su vida por la libertad y los derechos de todos”.
Más que por acudir al lugar, Rajoy ha sido criticado en redes sociales por su “hipocresía” al alabar a las víctimas de la dictadura argentina, pero menospreciar, e incluso obviar, a las españolas.

LA VERGÜENZA DE RAJOY EN ARGENTINA

EL FRANQUISMO QUE AÚN PERDURA

Por Pedro Taracena Gil

¿Qué legitimidad tiene el Estado para procesar y encarcelar a los secesionistas catalanes, después de dejar impune el genocidio?
¡Ninguna!
La Ley pre constitucional de la Amnistía de 1977, es una vergüenza nacional e internacional. La Constitución Española fue y es tutelada por la Oligarquía, la Iglesia, el Ejército y los Caciques. El Rey Emérito no ha jurado la Constitución ni tampoco ha condenado la dictadura franquista. La dinastía de los Borbones no es legítima porque fue impuesta por un sanguinario dictador y se engañó al pueblo metiendo de rondón al Rey en la Ley de la Reforma Política de Suárez.












Editor: Pedro Taracena Gil