martes, 22 de mayo de 2018

LOS UNOS Y LOS DE ENFRENTE 1ª Y 2ª PARTE





Por Pedro Taracena

Primera parte

La reciente Historia de España se ha escrito por los vencedores. El enfrentamiento que provocó el golpe de estado del 36, la guerra civil y la dictadura, abrió una brecha entre los españoles que lejos de propiciar la reconciliación entre hermanos, una ley de amnistía dejaron impune el genocidio y los crímenes del franquismo.
Los vencidos, lo rojos, los de izquierdas, los comunistas, los sindicalistas, los malos, los ateos y masones, tuvimos que aceptar que todo siguiera igual como si nada hubiera sucedido. Se había salvado la unidad de la patria.
Es curioso que los que hoy nos gobiernan sean herederos legítimos de un dictador sanguinario, cuyo ministro estrella, fundó el embrión de lo que hoy es el Partido Popular. Es decir, que los franquistas de la dictadura se convirtieron en demócratas de toda la vida y ahora son la mafia que nos desgobierna.
Lo que no se cuenta en la Escuela es que un general cruel y sanguinario determinó que a su muerte, España debería seguir siendo un Reino. No implantó un heredero legítimo, sino un personaje de sangre real para instaurar, que no restaurar a los Borbones en España. Al Rey se metió de rondón en un referéndum para la Reforma Política, engañando al pueblo. O al menos eso creyeron los caciques del momento. Al final este periodo se saldó con una Constitución tutelada por los mismos: Oligarquía, Ejército, Iglesia y Caciques.
Los vencedores hicieron y hacen apología del franquismo y los vencidos buscamos nuestros muertos por cunetas, cementerios y fosas comunes. Mientras los vencedores hacen burla de nuestra condición de víctimas del franquismo. Ni el Rey ni ningún gobierno se atrevieron a condenar a su padre fundador, el Caudillo de España que lo fue por la Gracia de Dios.
Ahora, una tímida ley de la Memoria Histórica, pretende con la oposición frontal de los vencedores que se recupera la dignidad perdida. Como pueblo, como patria y como nación. Sin conseguirlo. Los vencedores creen que la reconciliación ya es un hecho y que no hay que abrir heridas…
Pretendo hacer un paralelismo de esta situación nacional en el año 2018, comparándola con el conflicto vasco-español. Solamente el cinismo y la hipocresía hubieran evitado que lo hiciera.
Durante la dictadura, ETA como banda criminal, hizo eso, matar, asesinar, chantajear, secuestrar… Y después de la amnistía siguió matando y masacrando  sin piedad durante toda la transición. El Estado, es decir, el Gobierno declaró la guerra a ETA, la guerra sucia… Y en la contienda se cometieron crímenes por ambas partes. Evidentemente ETA fue más criminal que el Estado… ETA contra los GAL. Y los GAL contra ETA. La implicación del Gobierno fue constatada por los jueces.
En estos días después de cesar los crímenes  terroristas, ETA ha decidido disolverse, es decir desaparecer como organización. Pero el conflicto tiene muchos puntos de vista. Para el Estado las víctimas de ETA es un bien a proteger y las victimas de los GAL, es un ente a olvidar. En el País Vasco el pueblo también está dividido. Unos exigen que los etarras hinquen sus rodillas ante las víctimas y pidan perdón y otros piensan que lucharon por la libertad de su país contra el opresor. El rencor y el odio continúan porque en este fin de conflicto, no se aplican las más elementales leyes y derechos de los que cumplen prisión, al margen de la condena de privación de libertad. Inclusive aquellos etarras que cumplieron condena no se les reconocen sus derechos recuperados. No seré yo quien construya un ensayo con este material informativo, aunque sea muy periodístico. Pero sí me permito hacer un paralelismo porque la historia se repite.





Segunda parte

En la transición, el Estado deja impune el genocidio franquista y se olvida de las víctimas de la dictadura. En la actualidad el Estado protege, ampara, reconoce y homenajea a las víctimas de ETA, pero ignora a las víctimas de los GAL que fue Terrorismo de Estado. ¿Alguien piensa que la desaparición de ETA va a traer la reconciliación en el País Vasco? Como nadie se creyó que amnistiando a los verdugos y sus víctimas llegaría la reconciliación. No nos engañemos la reconciliación entre vencedores y vencidos en España es un asunto de Estado pendiente. En el País Vasco sigue pendiente la reconciliación entre los dos bandos enfrentados. Donde aún hay muchas reticencias porque se vieron implicados la sociedad civil y los políticos de las instituciones vascas. Sin olvidar la postura de la Iglesia. En Catalunya la situación se complica mucho más porque la torpeza de la Corona y del Gobierno no tiene límites. El conflicto no es una cuestión catalana es una cuestión de mala gestión del Estado. Los agentes que deberían reconducir el problema toman parte de él.
El Rey y el Triunvirato PP PSOE y C’S han creído que aplicando la legalidad vigente masacrando al pueblo con el violento y forzoso artículo 155 de la Constitución, el conflicto estaría controlado. Todos ellos están invalidados en su origen. El Rey es un Jefe de Estado legal pero está lejos de ser legítimo. Su legalidad se la ha concedido las leyes franquistas y su legitimidad no existe. Rajoy es heredero del más puro franquismo: Franco y Fraga fueron sus padres fundadores. Mantiene una extrema derecha que ha fosilizado el espíritu de la Constitución. Pedro Sánchez ha dado demasiados bandazos todos ellos desde el progresismo hasta la España Federal. Sus barones son amantes de la unidad y son tolerantes con las autonomías donde ejercen de caciques. Y por último Abert Rivera, antiseparatista y entregado a la Unidad Nacional, La Bandera Nacional, el Himno Nacional, con la música de siempre y la letra de Marta Sánchez, musa del nuevo nacionalismo español. Estos cuatro entes con una Constitución atada y bien atada, no hay salida posible al reto catalán.

El Rey con el secesionismo se juega la Corona. Mariano Rajoy es fanático de la ESPAÑA, UNA, GRANDE Y LIBRE, fiel al testamento de Francisco Franco. Pedro Sánchez le gusta y lo utiliza, el maridaje PP-PSOE. Y Albert Rivera es el perfecto comodín: catalán amante de la Unidad de España, apoyado por la burguesía y el capital español.







¡¡¡SALUD Y REPÚBLICA!!!




lunes, 16 de abril de 2018

EL MINISTRO PLENIPOTENCIARIO DE LA EXTREMA DERECHA




El ministro Íñigo Méndez de Vigo es la persona enviada por el franquismo histórico, a través de la máquina del tiempo, como  su representante plenipotenciario con el poder y facultad para defender el Regímen del 78, el nacionalcatolicismo y sus intereses.






"La violencia de la impropiamente denominada extrema derecha es el reflejo de su legítima defensa ante el asalto de grupos activistas de signo absolutamente contrario, con un marcado cariz comunista".
Esta escalofriante frase aparece en una carta de 1976 escrita por 17 alumnos de la facultad de Derecho de la Complutense que remitieron al entonces ministro de Educación, Robles Piquer. Entre los firmantes, aparece el nombre del ahora delegado del mismo ministerio, Íñigo Méndez de Vigo.
Este jueves, el profesor de Historia Contemporánea en la Universidad de Santiago de Compostela ha compartido en Twitter la noticia que recogía esta carta en La Voz de Galicia el 21 de marzo de 1976. En ella se pueden leer las palabras concretas de los universitarios.
A parte de defender la violencia de la derecha ultra como "legítima defensa", el escrito dicta que "mientras la convivencia universitaria no esté garantizada debidamente, la respuesta no puede ser otra por parte de los que queremos que la autonomía de la Universidad sirva para erradicar de ella la blasfemia intolerable y las soeces injurias a la patria y al Rey".
El tuit -pero sobre todo la carta- no ha dejado indiferente a los usuarios de la red social. Las reacciones contra la violencia defendida por Méndez de Vigo y sus compañeros pretenden ser todo un ejemplo de convivencia ideológica.
Algunos han pedido al ministro que ahora no pretenda dar lecciones. Otros han dicho que sería acusado de terrorismo -o no-. También le han reprochado que sea 'El novio de la muerte'. Y los más duros, que deje de esconderse tras el "oropel" de la democracia cuando ese no es su papel.





EL MINISTRO VIOLENTO


sábado, 14 de abril de 2018

14 DE ABRIL DÍA DE LA REPÚBLICA ESPAÑOLA


Artículo escrito el 13 de abril de 2014




¿POR QUÉ…?



Por Pedro Taracena Gil

El mundo civilizado y democrático nos pregunta a los españoles ¿Por qué han quedado impunes los crímenes de lesa humanidad cometidos por el franquismo? ¿Por qué el exterminio planificado por Franco en la tarde del 17 de julio de 1936, no tiene una causa abierta como ha sucedido en otros países de nuestro entorno? ¿Por qué el genocidio franquista que comenzó con el golpe de estado y terminó con la muerte del dictador, ha quedado amnistiado vergonzosamente? ¿Por qué la Ley de Amnistía igual a la Ley de Punto Final de otros países, felizmente superada, ha medido con el mismo rasero, a los verdugos franquistas y a las victimas republicanas y víctimas de su sangrienta dictadura? ¿Por qué España ha creído que ha logrado ya la reconciliación nacional después de un enfrentamiento fratricida de tres años de guerra y cuarenta de dictadura? ¿Por qué la derecha heredera de Franco se resiste a condenar el nacionalcatolicismo y renunciar a sus pompas y a sus obras? ¿Por qué la derecha española no se homologa con la derecha europea y deja de lado la alianza trono-altar y el maridaje Iglesia-Estado? ¿Por qué el Rey de España Juan Carlos I no ha jurado la Constitución Española? ¿Por qué el Partido Popular y la Corona no han condenado la dictadura franquista? ¿Por qué los españoles fueron capaces de votar en referéndum una Constitución avanzada, homologada con la Declaración Universal de los Derechos Humanos para después no obrar en consecuencia? ¿Por qué la Transición permitió al margen del pacto constitucional, amordazar al pueblo español para que se olvidara del exterminio franquista? ¿Por qué los políticos venidos del exilio, la clandestinidad y la resistencia durante el franquismo, permitieron y permiten esta anomalía penal, moral, política y social? ¿Por qué los políticos mutilan la Justicia Universal (El primer paso lo dieron Zapatero-Rajoy) y mantienen una tolerancia cínica con el franquismo y sus símbolos? ¿Por qué no se decreta una Ley como en otros países para que la apología del genocidio franquista sea delito? Si la derecha condenara la dictadura y rompiera con la Iglesia, ¿Qué ideología homologable con Europa le quedaría?
Todas estas preguntas están aún en el secreto de la Transición. En las escuelas, el periodo de la República, la Guerra Civil, la Dictadura y la nada modélica Transición, no se explican con la verdad, porque no les interesa a casi ningún político. Y los jueces están contaminados del espíritu de la Transición. El juez GARZÓN ha siso EL QUIJOTE que ha tenido el valor de abrir la causa con unos autos que enervan al más sedado por las mentira…
La reconciliación entre los españoles sigue pendiente…





LOS AUTOS DEL JUEZ GARZÓN








miércoles, 11 de abril de 2018

EL CINISMO DE RAJOY EN ARGENTINA



Criticas a Rajoy por su mensaje a las víctimas de la dictadura argentina



El presidente del Gobierno muestra su “admiración y mi reconocimiento a todos los que dieron su vida por la libertad” mientras olvida a las españolas

El presidente del Gobierno ha sido duramente criticado tras acudir a homenajear a las víctimas de la dictadura argentina en el monumento que las recuerda. En el acto, Mariano Rajoy ha escrito en el memorial una pequeña carta donde muestra “mi testimonio de admiración y mi reconocimiento a todos los que dieron su vida por la libertad y los derechos de todos”.
Más que por acudir al lugar, Rajoy ha sido criticado en redes sociales por su “hipocresía” al alabar a las víctimas de la dictadura argentina, pero menospreciar, e incluso obviar, a las españolas.

LA VERGÜENZA DE RAJOY EN ARGENTINA

EL FRANQUISMO QUE AÚN PERDURA

Por Pedro Taracena Gil

¿Qué legitimidad tiene el Estado para procesar y encarcelar a los secesionistas catalanes, después de dejar impune el genocidio?
¡Ninguna!
La Ley pre constitucional de la Amnistía de 1977, es una vergüenza nacional e internacional. La Constitución Española fue y es tutelada por la Oligarquía, la Iglesia, el Ejército y los Caciques. El Rey Emérito no ha jurado la Constitución ni tampoco ha condenado la dictadura franquista. La dinastía de los Borbones no es legítima porque fue impuesta por un sanguinario dictador y se engañó al pueblo metiendo de rondón al Rey en la Ley de la Reforma Política de Suárez.












Editor: Pedro Taracena Gil

domingo, 1 de abril de 2018

"LA DERECHA ESPAÑOLA TIENE EL FRANQUISMO EN SU ADN"


Ian Gibson

ACCESO AL ARTÍCULO COMPLETO

El hispanista Ian Gibson dice que en la dictadura eran “imprescindibles historiadores británicos, franceses y norteamericanos” y afirma sentirse “implicado en la lucha por los derechos de las víctimas del franquismo”.

“La derecha española, consciente de la enormidad de la represión franquista, no quiere en absoluto facilitar la investigación de la misma. Esto no fue Alemania, aquí imperaron a lo largo de cuarenta años la impunidad, el silencio y la destrucción de documentos comprometedores”.

El autor de origen irlandés nacionalizado español Ian Gibson escribió una biografía sobre José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange, el partido fascista que luego incorporó Franco a su sistema político. También ha escrito sobre Queipo de Llano, el general sublevado que tomó Sevilla y cuyos discursos de radio buscaban atemorizar al enemigo, o sobre los fusilamientos en Paracuellos. Sin embargo, lo que le ha consagrado son sus trabajos sobre el poeta Federico García Lorca.

Deustche Welle: Aunque ha escrito mucho sobre la Guerra Civil española y sus protagonistas, sus obras más conocidas son las dedicadas a Lorca, el más famoso de los fusilados en la contienda. ¿Por qué es un tema controvertido todavía el de las fosas comunes en España y el de las exhumaciones?

Ian Gibson: Yo, realmente, no he escrito tanto sobre la Guerra Civil española y sus protagonistas, pero algo sí. A veces hasta me confunden con Paul Preston o Hugh Thomas, y es un error. No soy historiador, sino filólogo y, sobre todo, biógrafo: Lorca, Buñuel, Dalí, Antonio Machado. Ahora bien, me siento muy implicado en la lucha por los derechos de las víctimas del franquismo. Lorca sigue siendo un desaparecido, creo que el desaparecido más famoso y más llorado del mundo. Es tremendo. La derecha española dice que no es franquista pero tiene el franquismo en los genes, en el ADN. Escudándose en la Ley de Amnistía anterior a la Constitución de 1978, se opone a que el Estado se ocupe de las reivindicaciones de las víctimas del franquismo, principalmente en lo que toca a la exhumación de los fusilados, que suman más de 115.000. Es una situación a mi juicio vergonzosa. El franquismo buscó a las víctimas de “los rojos” y les dio decente entierro. ¿Y qué pasa? La derecha actual sigue negando que los del bando vencido tengan los mismos derechos, diciendo que sería “reabrir heridas”.

Como investigador, ¿qué dificultades ha encontrado para estudiar la Guerra Civil y el franquismo posterior?

Bajo el franquismo, tuve todas las dificultades imaginables para investigar la muerte de Lorca, como se puede imaginar. No podía ser de otra manera. Era imposible acceder a los archivos, muy difícil conseguir un “dato”. Todo era historia oral, hablar y hablar, mentir y mentir, tergiversar y tergiversar. Además era necesario obrar con mucha cautela para que mis informantes no tuviesen problemas con la policía. Mis amigos historiadores, tales como el mencionado Paul Preston, me aseguran que hay archivos oficiales todavía cerrados a la investigación. Es bochornoso casi medio siglo después de la muerte de Franco.

¿Por qué se blindan algunos archivos con la excusa de la seguridad nacional? ¿Qué pueden tener miedo de que se descubra?

La derecha española, consciente de la enormidad de la represión franquista, no quiere en absoluto facilitar la investigación de la misma. Esto no fue Alemania, aquí imperaron a lo largo de cuarenta años la impunidad, el silencio y la destrucción de documentos comprometedores. La derecha española se niega a aceptar que aquí hubiera un holocausto, un crimen de lesa humanidad. Es una situación muy difícil. Para mí, los principales culpables de la situación actual son los socialistas. Cuando tuvieron, a partir de 1982, una mayoría absoluta astronómica decidieron “no mover el asunto”, pensando que era mejor esperar. Estuvieron catorce años en el poder y no hicieron nada. ¡Y hoy, en 2018, Franco está todavía en el Valle de los Caídos, con flores frescas cada mañana pagadas por los españoles! Como hispanista y español nacionalizado me produce auténtica vergüenza.





Una iniciativa de Gibson salvó del derribo un edificio inmortalizado en Madrid por el fotógrafo Robert Capa en 1936. (28.10.2017)

La derecha española actual ni se considera heredera del franquismo ni tampoco lo condena rotundamente. ¿Por qué esta ambivalencia?

Es más bien hipocresía. Ellos saben de dónde vienen y quiénes son. ¿O no? Sus tics antidemocráticos son patentes. Pero, claro, nunca van a decir que añoran el franquismo, aunque, de vez en cuando, se les escapa una barbaridad en este sentido, como cierto ministro del Partido Popular, cuyo nombre prefiero olvidar, que gustaba de recordar la “placidez” con la cual vivió la dictadura.

En su opinión, ¿sigue vigente la división de las “dos Españas” enfrentadas?

Algo de las “dos Españas” sigue existiendo, sin duda alguna. No es solo la dificultad que experimenta la derecha de afrontar la verdad de la Guerra Civil y de la dictadura sino su incapacidad para asumir la historia española de antes de 1492 y la Toma de Granada. De asumir el hecho innegable de las distintas sangres que bullen en las venas españolas. En la obra de Lope de Vega, Peribáñez y el comendador de Ocaña, el protagonista, que es Peribáñez, proclama con orgullo: “Yo soy un hombre, aunque de villana casta, / limpia de sangre y jamás de hebrea o mora manchada”. Lo dice todo: el cristiano viejo sin una gota de sangre moruna o judía. No hay nadie en España que no tenga “sangre manchada”. Pero aquí no se enseña ni una palabra de árabe y menos de hebreo. La gente no sabe que Madrid es árabe, también La Mancha (significa “llanura alta” en aquel idioma). Un desastre. Los españoles tienen un serio problema de identidad, no saben de dónde vienen y no saben quiénes son. Los franceses sí saben de dónde vienen y quiénes son. También los ingleses. Obviamente exagero un poco, pero no demasiado.



El primer libro de Gibson estaba ya dedicado a Lorca.

¿Siguen siendo los principales especialistas en la historia de España historiadores extranjeros? ¿Tienen más facilidad o más perspectiva para estudiar, en concreto, esta época de la Guerra Civil y el franquismo?

Hay en España una nueva promoción de historiadores jóvenes, muchos de ellos de primera fila, entre ellos Julián Casanovas y Alberto Reig Tapia. Y algunos, ya no tan jóvenes, magníficos, como José Álvarez Junco. Pese a todo, la democracia posfranquista ha permitido en este sentido una mejora notable. ¡Ya no van a ser tan imprescindibles los historiadores británicos, franceses y norteamericanos! Eran muy necesarios durante la dictadura –pienso sobre todo en Brenan, Southworth, Thomas y Jackson– y aportaron mucho, mucho a nuestro conocimiento de la España contemporánea. Pero ya estamos en otra época y tengo que creer en la posibilidad de que España, integrada en Europa, vaya poco a poco convirtiéndose en el gran país culto con el cual uno siempre ha soñado. ¡Tiene tanto a su favor si solo se diera cuenta!


















































































 




Editor: Pedro Taracena Gil